EFE

Bajo el lema "Instinto de Vida", un grupo de ONGs latinoamericanas presentó hoy en Río de Janeiro una campaña que persigue reducir a la mitad el número de homicidios en la región y salvar 365.000 vidas en diez años, unas 180.000 de ellas solo en Brasil, el "campeón mundial" de la violencia letal.