Javier Martínez Brocal

En el llamado Hogar de Cristo, el papa Francisco culminó el primer día de su visita a Chile. Este es un lugar donde son acogidos jóvenes que no tienen hogar y que fundó el primer santo chileno Alberto Hurado que es un jesuita. Para Francisco esta fue una jornada muy intensa y llena de gestos simbólicos.