AFP

La justicia peruana continuará hasta por 36 meses la investigación en contra de Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori, y su esposo, quienes habían solicitado el cierre de la indagatoria que los acusa por supuesto lavado de activos.