AP

Casi 50 personas perdieron la vida en poco más de una semana luego de consumir licor ilegal en el oeste de Indonesia, incluyendo en la capital Yakarta, dijeron funcionarios el lunes.

En el último incidente, 17 personas fallecieron entre el jueves y la madrugada del lunes en el subdistrito de Cicalengka, cerca de la capital de Java Occidental, Bandung.

Publicidad

Dieciséis personas murieron en un hospital y otra llegó al centro ya sin vida, explicó el director del centro estatal de la región, Yani Sumpena.

En total, 40 personas ingresaron en el hospital con síntomas como náuseas, vómitos, problemas para respirar y pérdida de conciencia y 13 siguen bajo tratamiento, agregó Sumpena.

Publicidad

Los elevados impuestos sobre el alcohol han impulsado un mercado negro para las bebidas espirituosas al que acuden los más pobres de Indonesia, la mayor nación musulmana del mundo, donde beber alcohol está mal visto pero no es ilegal. En la elaboración de estos licores clandestinos suelen emplearse ingredientes potencialmente letales como el metanol, que a veces se agregan a los refrescos.

Según la prensa local, la policía cerró cuatro licorerías en la región de Cicalengka y confiscó docenas de bidones con vinos de palma y cientos de botellas de varios tipos de licor.

Otras 31 personas murieron en Yakarta y sus ciudades satélite de Depok y Bekasi por intoxicación etílica en incidentes separados desde principios de mes, dijo el portavoz de la policía de la capital, Argo Yuwono, el lunes.

Las autoridades detuvieron a al menos cuatro sospechosos en la zona de Yakarta acusadas de vender licor contaminado.

Publicidad

Publicidad