Guatemala Internacionales -  25 de julio 2018 - 19:46hs

Gobierno de Guatemala admite que no ha podido reducir las extorsiones

El ministro de Interior de Guatemala, Enrique Degenhart, admitió hoy que las fuerzas de seguridad no han sido capaces de reducir las extorsiones, uno de los flagelos que más afecta a diversos sectores del país.

"Es un fenómeno delictivo que no hemos podido corregir", reconoció el funcionario durante una citación en el Congreso de Guatemala.

Según un informe de la organización humanitaria Grupo de Apoyo Mutuo, Guatemala registra una media de 22 denuncias diarias por el delito de extorsión, mientras que las sentencias no son ni una al día.

Las víctimas son, en un 58,3% de los casos ciudadanos particulares, mientras que el 29,9% corresponde a comerciantes y el 9,02% a transportistas.

Para las autoridades, los dos grandes bandos de extorsiones son estructuras organizadas como la Mara Salvatrucha y Barrio 18, a quienes los analistas oficiales les atribuyen el 10 por ciento de los casos, y el resto corresponde a un gran número de oportunistas que aprovechan el miedo para enriquecerse de manera ilícita.

Muchas de estas denuncias, según han reconocido en múltiples ocasiones las autoridades, vienen desde el interior de las propias cárceles, por lo que hace tiempo que trabajan para eliminar la señal telefónica de las cercanías de estos centros.

A este respecto, el ministro de Interior dijo que es importante "el ofrecimiento" de los diputados de lograr una cancelación más rápida de las líneas que desde el interior de las cárceles están generando estas llamadas pero aseguró que la velocidad "de respuesta no es la necesaria".

El Triángulo Norte en Centroamérica, formado por El Salvador, Guatemala y Honduras, es una de las zonas más mortíferas del mundo y en ella las pandillas intervienen en el narcotráfico, tráfico y trata de personas, contrabando de cigarrillos y extorsiones trasnacionales.

En esta misma citación con varios parlamentarios en el Congreso se trató la evolución de varios delitos, entre ellos los homicidios de niños, un hecho ante el que el diputado José Conrado García, independiente, le pidió a las autoridades que designen a unos dos investigadores especializados -"tigres"- para estudiar este ilícito.

"Para que encuentren a los asesinos para ejecutarlos o para capturarlos", concluyó.