AFP

Ya habían caminado 400 metros con banderas cubanas y del arcoiris, cuando la policía llegó a interrumpir su marcha. Al grito de "sí se pudo", más de un centenar de activistas reclamaron el sábado en La Habana por los derechos de los homosexuales, aclarando que no tenían motivación política.