AFP

El gobierno de Estados Unidos parecía el martes pretender frenar la escalada militar con Irán tras dos semanas de aumento de las tensiones, al asegurar que privilegia "la disuasión, no la guerra" y haber logrado alejar las amenazas más inminentes.