Sigue el caos en tercer día de protesta de los maestros y médicos en Honduras. Foto/AFP

EFE

Cientos de personas protestan este sábado en varias ciudades del país, donde hubo manifestaciones violentas y enfrentamiento con la Policía, en el tercer día del paro promovido por los médicos y maestros contra dos leyes que consideran lesivas, pese a los llamados del Gobierno al diálogo.

Los incidentes más violentos se registran en el departamento de Colón, en el Caribe de Honduras, donde los manifestantes han bloqueado carreteras y han quemado varios contenedores y vehículos pesados, así como decenas de neumáticos.

Publicidad

Los actos de vandalismo ocurrieron cuando la Policía lanzó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que mantenían bloqueadas varias carreteras desde el viernes.

Según medios locales, en el lugar se registraron varios heridos, aparentemente ninguno de gravedad, tan solo afectados principalmente por los gases lacrimógenos, lo que no ha sido confirmado ni desmentido por las autoridades.

Publicidad

En el departamento de Choluteca, sur del país, también se registran protestas violentas, donde los manifestantes han colocado piedras, palos y otros objetos para hacer una especie de barricada en una de las principales carreteras.

En las protestas, que iniciaron el jueves, participan maestros y médicos, así como estudiantes de secundaria y universitarios y activistas de partidos oposición, que exigen la derogación de dos leyes orientadas a la transformación de las áreas de salud y educación.

Sin embargo, los médicos y docentes aseguran que el objetivo de los decretos es la privatización de los servicios de educación y salud, así como el despido masivo de empleados de esas áreas.

En Tegucigalpa, la protesta de los maestros y médicos ha transcurrido sin incidentes en el Bulevar de Suyapa, al oriente de la capital.

El paro de los maestros y médicos cumple hoy su tercer día pese a que el Gobierno hondureño aprobó el miércoles un decreto que establece que las iniciativas de ley "no contienen autorización o facultad alguna para privatizar o hacer despidos masivos en los sistemas de educación y la salud" y al reiterado llamado al diálogo.

Los directivos de los maestros y el Colegio Médico de Honduras rechazaron hoy de nuevo sentarse a la mesa con el Gobierno que preside Juan Orlando Hernández mientras no se deroguen las dos iniciativas de ley.

Los médicos y maestros reafirmaron que no asistirán a ninguna reunión con el Gobierno sino son derogados los decretos, afirmó a periodistas el presidente del Colegio Profesional Unión Magisterial de Honduras (Coprumh), Daniel Esponda.

La delegación del Gobierno espero hoy, por segundo día, que los maestros se incorporarán a la mesa de diálogo en un intento por desactivar la crisis.

El ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, dijo a periodistas que el Gobierno "no se cansará" de invitar a los maestros y médicos a dialogar, porque es "el camino" para encontrar para llegar a acuerdos y buscar soluciones al conflicto.

Las protestas mantienen paralizadas las labores en las escuelas y colegios públicos en las principales ciudades del país, así como en varios hospitales.

Centenares de personas simpatizantes del Partido Nacional (en el poder) marcharon hoy en la capital para pedir a los maestros y médicos que retornen a sus labores y que participen en el diálogo con el Gobierno.

Enfundados en camisa blanca, los manifestantes recorrieron un bulevar hasta llegar a inmediaciones de la sede del Colegio Médico, a pocos metros de la Casa Presidencial.

Los médicos y maestros han advertido que la lucha continuará y que acudirán al diálogo hasta que el Gobierno derogue las dos iniciativas de ley.

Publicidad

Publicidad