EFE

Varios dirigentes peronistas manifestaron este miércoles su rechazo a la candidatura de Miguel Ángel Pichetto, hasta ahora líder del Partido Justicialista en el Senado (principal grupo de la oposición), como vicepresidente en la fórmula con la que Mauricio Macri luchará por la reelección.

"Obviamente es una traición hacia el movimiento y todos los compañeros", dijo el senador y número dos del bloque peronista en la Cámara Alta, José Mayans, en declaraciones al programa radiofónico "Crónica Anunciada".

Publicidad

A su juicio, Pichetto "estaba actuando ya como un infiltrado" del oficialismo en el grupo opositor y aseguró que incluso se puso en contacto con otros gobernadores del bloque para "invitarlos" a participar en el nuevo proyecto que encabeza, recibiendo un "rechazo inmediato".

Silvina García Larraburu, senadora también por la sureña provincia de Río Negro y compañera de fórmula de Pichetto en 2013, aseveró en su página web que "nunca" se imaginó "que llegase a tanto" a pesar de su distanciamiento en los últimos meses con el dirigente peronista y calificó de "muy doloroso" su viraje.

Publicidad

"La decisión del Senador Miguel Ángel Pichetto de acompañar a Mauricio Macri en la fórmula presidencial es peor que una traición. Representamos a la oposición, a los trabajadores, a las miles de familias que hoy están atravesando momentos muy complicados en la Argentina. No somos el neoliberalismo, no somos la banca internacional ni los grandes sectores concentrados de riqueza; el peronismo es otra cosa", escribió.

La fuga del dirigente peronista a las filas del oficialismo como parte del frente "Juntos por el cambio" que encabezará el actual presidente Mauricio Macri, ha desestabilizado al principal grupo de la oposición en el Congreso, que ahora deberá decidir si permanece unido o forma un nuevo interbloque.

Por su parte, el presidente del justicialismo en al Cámara, Pablo Kosiner, señaló que esta decisión "fue una sorpresa" que no esperaban y, a su juicio, "una gran equivocación porque convalida una propuesta política que ha fracasado en Argentina".

"Estábamos trabajando con él en la conformación de un frente y de la noche a la mañana nos enteramos que va de vice de un modelo que ya fracasó", manifestó Kosiner en el programa radial "Salvemos Kamchatka".

Para el popular dirigente social Juan Grabois, afín al kirchnerismo, la jugada de Pichetto también es "una explícita traición" a su función como líder de la bancada opositora.

"Tendría que haber renunciado a la bancada antes de anunciarlo", expresó en declaraciones a Canal 9, y advirtió que "eso es venderse".

Pichetto (Buenos Aires, 1950) es uno de los referentes del Partido Justicialista, aunque en el último tiempo ha quedado patente su distanciamiento con los sectores más a la izquierda del movimiento, como el que lidera la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015).

De hecho, durante la presidencia de Macri ha figurado como uno de los peronistas más cercanos al Gobierno, apoyando al Ejecutivo para sacar adelante, entre otros, unos cuestionados presupuestos a finales de 2018.

Publicidad

Publicidad