AFP

El malestar crecía el lunes en Hong Kong, un día después de los violentos ataques contra manifestantes prodemocracia que dejaron decenas de heridos y agravaron la crisis que sacude a la antigua colonia británica.