AFP

Cientos de manifestantes de Hong Kong cambiaron el viernes el lugar de sus protestas: se ubicaron en la zona de llegadas del aeropuerto para "educar" a los visitantes sobre la movilización.