Lima Internacionales -  3 de septiembre 2019 - 17:45hs

Perú tendrá sistema de alerta sísmica en 2021

Perú contará con un sistema de alerta sísmica en 2021 que servirá para advertir sobre la inminencia de un terremoto, informó este martes el gobierno.

"Tenemos dos años para que esté listo el sistema", anunció el director ejecutivo del Instituto Geofísico del Perú (IGP), Hernando Tavera, citado por la agencia estatal Andina.

El científico indicó que el sistema estará instalado "en mayo del 2021 para la región (costera) central y para fines de ese mismo año ya debe estar funcionando para todo el país".

Las autoridades tienen previsto utilizar el sistema durante el simulacro de sismo del 30 de mayo del 2021.

Tavera resaltó que el sistema permitirá alertar con unos 35 segundos de anticipación sobre un movimiento sísmico en desarrollo, lo que ayudará a la población a desplazarse a lugares seguros.

"Todo depende de qué tan lejos o cerca estemos al epicentro. A la gente que está cerca le beneficia menos", señaló el director del IGP.

El sistema consta de 110 sensores que se colocarán a lo largo de la costa peruana.

Una vez que la estación sísmica detecta movimientos que van a generar altos niveles de sacudimiento de suelo, lanza impulsos eléctricos que harán sonar sirenas colocadas en puntos estratégicos en ciudades costeras.

Perú cuenta desde enero de 2016 de un sistema donado por Japón para alertar por televisión de la posible llegada de un tsunami, además de ocho mareógrafos para hacer seguimiento de estos fenómenos naturales a los que ambas naciones están expuestas por su ubicación geográfica.

Dicho sistema, que se activa cuando ocurre un terremoto con amenaza de tsunami, permite medir con exactitud el tiempo en que la ola gigante impactará en la costa, según el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional.

Perú es sacudido cada año por al menos un centenar de sismos, debido a que está ubicado en el denominado Cinturón de Fuego del Pacífico, una zona de amplia actividad telúrica que se extiende a lo largo de la costa oeste americana.

El último terremoto de gran magnitud y consecuencias trágicas ocurrió en el puerto de Pisco el 15 de agosto de 2007, cuando un sismo de 7,9 grados, con epicentro en la costa central, dejó 595 muertos.

FUENTE: AFP