EFE

El Salvador lanzó recientemente una patrulla fronteriza financiada por EE.UU. como un eslabón más de la política antimigratoria de Donald Trump, sin que hasta el momento se conozcan nuevos programas sociales para reducir la migración irregular salvadoreña. A esta falta de iniciativas sociales se suman un panorama gris de la economía con saldos deficitarios en algunos indicadores, la continuidad de la "epidemia" de la migración y las altas expectativas de la población de abandonar el país.