AP

En un cambio de política, el gobierno de Grecia informó el lunes que aceleraría los intentos por mover a miles de refugiados y migrantes de las islas del mar Egeo a tierra continental luego de un incendio en el campamento más grande del país en la isla de Lesbos.

La decisión se anunció después de que el primer ministro Kyriakos Mitsotakis presidió una reunión de gabinete que duró cuatro horas, un día después de que un incendio en el campo Moria dejara un migrante muerto y 17 lesionados.

Publicidad

Más de 12.000 personas _más de cuatro veces su capacidad_ viven actualmente en el campamento y sus alrededores.

La policía dijo que las llamas destruyeron ocho casas-contendores y generó protestas violentas que tuvieron que ser controladas por policías antimotines que utilizaron granadas aturdidoras. No hubo indicios de que el fuego fuera provocado, en oposición a reportes previos de las autoridades en la isla que afirmaron que las llamas fueron causadas por los mismos migrantes.

Publicidad

Los planes revelados el lunes por las autoridades griegas tienen el objetivo de distribuir los campamentos para refugiados en las 13 autoridades regionales del país para reemplazar la práctica vigente desde hace tres años de contener a los nuevos llegados en Lesbos y cuatro islas orientales más frente a la costa turca.

Combined Shape Created with Sketch.

“Esta es una crisis nacional y debe atenderse con un espíritu de responsabilidad”, dijo Eleftherios Oikonomou, viceministro de orden público.

Por otro lado, las autoridades en Marruecos recuperaron cinco cuerpos después de que una lancha de goma con migrantes marroquíes se volcara el sábado en la costa del Atlántico. En total fallecieron 12 personas, informaron las autoridades el lunes.

Los cadáveres de seis hombres y una mujer fueron hallados el sábado en Ain Harouda, al noreste de Casablanca, después de hundirse su embarcación.

Publicidad

Publicidad