AFP

Más de cien mil animales muertos, cultivos familiares al borde de la extinción y cerca de 600.000 personas que requieren ser abastecidas de agua. La megasequía golpea con fuerza al centro de Chile tras una década de déficit de lluvias.