AFP

El juicio por asesinato a una mujer policía de Texas tuvo un final extraordinario cuando el hermano de la víctima la abrazó en la corte como gesto de perdón.