AFP

Las discusiones iniciadas el sábado en Suecia sobre el programa nuclear norcoreano quedaron en punto muerto, con Pyongyang acusando a Washington de haber hecho que fracasaran y Estados Unidos afirmando, al contrario, que habían sido "buenas".