Irak dice que su inteligencia fue la que ubicó a Al Bagdadi. Foto/AFP

EFE

La Comandancia de Operaciones Conjuntas de Irak afirmó que fue la inteligencia iraquí la que descubrió el paradero del jefe del grupo yihadista Estado Islámico (EI), Abu Bakr al Bagdadi, cuya muerte en la provincia siria de Idlib fue anunciada hoy por Estados Unidos.

"Después de un seguimiento continuo durante un año entero y la formación de un equipo especializado, el Servicio de Inteligencia Nacional Iraquí pudo determinar, según información precisa, el escondite de la cabeza del organismo terrorista EI", afirmó en un comunicado.

Publicidad

Detalló que no sólo determinó el lugar en el que se escondía Al Bagdadi, sino también el de sus acompañantes, y afirmó que esta "nueva victoria" se suma a las anteriormente logradas por las "heroicas" fuerzas de seguridad iraquíes.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció hoy la muerte del emir del grupo yihadista en una operación militar de su país anoche en el noroeste de Siria.

Publicidad

"Abu Bakr Al Bagdadi está muerto", informó Trump en una declaración en la Casa Blanca.

La alianza liderada por kurdos Fuerzas de Siria Democrática (FSD), también afirmaron haber tenido un papel en la muerte del líder del EI, al asegurar que habían logrado "acabar" con él tras cinco meses de operación de inteligencia.

"Desde hace cinco meses ha habido un trabajo de inteligencia sobre el terreno, una búsqueda exhaustiva hasta que mediante una operación conjunta lograron acabar con el terrorista Al Bagdadi", indicó el comandante de las FSD, Mazlum Abdi, en su cuenta de Twitter.

El escurridizo líder del EI, dado por muerto varias veces, solo se dejó grabar en público en una única ocasión, durante un discurso en la gran mezquita de la ciudad de Mosul, la que fue la capital de facto del grupo yihadista en Irak, a finales de junio de 2014.

Al Bagdadi ha sido el líder terrorista más buscado desde la muerte del jefe de la red Al Qaeda, Osama bin Laden, en 2011.

Publicidad

Publicidad