Manifestantes consiguieron penetrar en la sede diplomática y quemaron parte del muro que la rodea, así como algunas cabinas y torres de vigilancia.

AFP

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, advirtió el martes a Irak que Washington "protegerá" a sus ciudadanos, luego de que seguidores de militantes proiraníes asaltaran la embajada estadounidense en Bagdad.

En una llamada telefónica con el primer ministro iraquí, Adel Abdel Mahdi y el presidente Barham Saleh, Pompeo "dejó claro que Estados Unidos protegerá y defenderá a sus ciudadanos, que están allá para apoyar un Irak soberano e independiente", dijo el Departamento de Estado en un comunicado.

Publicidad

Publicidad

Publicidad