Aunque las personas tienen libertad de expresión, los mensajes que aparecen en las placas vehiculares son diferentes, porque deben ser aprobados por el estado

AP

Los legisladores en Utah quieren determinar cómo una placa de matrícula de vehículo con la frase “DEPORTM” (depórtenlos) fue aprobada a pesar de reglas estatales que prohíben la expresión de desprecio por una raza, religión u opinión política en las placas.

Aunque las personas tienen libertad de expresión, los mensajes que aparecen en las placas vehiculares son diferentes, porque deben ser aprobados por el estado, dijo el senador republicano Daniel Thatcher.

Publicidad

“Si alguien pone una calcomanía en el coche, yo sacudiría la cabeza y seguiría caminando”, dijo. “Pero el estado ha aprobado esto, así que si es un mensaje aprobado por el estado es sumamente inapropiado”.

Se espera que los legisladores interroguen al director de la División de Vehículos Automotores y su jefe, el jefe de la comisión de impuestos del estado, en una audiencia el miércoles.

Publicidad

Una foto de la placa atrajo atención la semana pasada. El maestro de inglés de Salt Lake City Matt Pacenza vio la placa cuando manejaba, tomó una foto y la colocó en Facebook y Twitter.

“Me llamó la atención. Me sorprendió”, dijo. Y entonces hizo una rápida búsqueda en la internet. “Lo que descubres es que ellos rechazan todo tipo de matrículas”.

El estado recibe unos 450 pedidos mensuales por las placas con leyendas a pedido del propietario. Prohíbe mensajes vulgares, referencias a drogas y actos sexuales o que sugieran algo peligroso.

No estaba claro cómo se aceptó “DEPORTM”. La placa fue aprobada en el 2015, cuando el departamento tenía jefes diferentes, dijo Tammy Kikuchi, vocera de la comisión de impuestos.

Pero tres personas le dijeron al diario Salt Lake Tribune que se quejaron sobre la placa hace unas pocas semanas. Kikuchi se ha negado a comentar directamente sobre el caso, limitándose a decir que está en estudio.

El dueño de la placa no ha sido identificado.

Publicidad

Publicidad