AFP

Con una alta dosis de crítica social y política, las escuelas de samba de Rio de Janeiro culminaron la madrugada del martes sus esplendorosos desfiles, lanzando un mensaje de alerta y esperanza sobre el futuro de Brasil.