Marruecos decretó el pasado viernes la prohibición de todo foro o reunión de más de mil personas que sea en recinto cerrado

EFE

Una anciana de 89 años ha muerto hoy en la ciudad marroquí de Casablanca tras ser infectada por el coronavirus, lo que la convierte en la primera víctima mortal de esta epidemia en su país, según anunció el Ministerio de Sanidad de Marruecos.

La mujer dio positivo tras regresar de un viaje a Italia, y acumulaba otras patologías previas tanto en el sistema respiratorio como el cardiovascular.

Publicidad

Además de la anciana, en el país se han detectado hasta el momento dos casos más: un marroquí de 34 años procedente de Italia y un turista francés llegado ayer a la ciudad de Marrakech.

Marruecos decretó el pasado viernes la prohibición de todo foro o reunión de más de mil personas que sea en recinto cerrado, ha obligado a que los partidos de fútbol se jueguen a puerta cerrada y ha anulado una gran cantidad de actos culturales, deportivos o agrícolas.

Publicidad

Sin embargo, no ha prohibido el rezo colectivo de los viernes en las mezquitas, donde se superan en muchos casos los mil fieles, ni tampoco ha anulado los "musems", festividades rurales que suelen celebrarse al aire libre y atraen mucho público.

Publicidad

Publicidad