AFP

Una tímida vuelta al trabajo y un nuevo descenso en el balance diario de muertos en España dieron el lunes un poco de esperanza sobre la utilidad de las medidas de contención contra el coronavirus, que continúa de todo modos con su avance a nivel mundial.