Europa Internacionales -  29 de abril 2020 - 19:32hs

Países de UE expresan preocupación por Venezuela ante COVID

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no tomó medidas luego de discutir en privado la situación humanitaria en Venezuela, pero países miembros de la Unión Europea advirtieron que la pandemia de coronavirus “corre el riesgo de tener un efecto humano devastador en una nación que lidia con una grave situación económica, social y humanitaria”.

Francia, Alemania, Bélgica, Estonia y el exintegrante del consejo Polonia reiteraron sus preocupaciones en un comunicado emitido al término de la reunión del martes sobre “la aguda crisis en Venezuela y sus efectos desestabilizadores a lo largo de la región, incluidas consecuencias humanitarias severas”.

Los miembros destacaron que la Unión Europa es el mayor donante contra la crisis humanitaria de Venezuela, “proveyendo más de la mitad de todos los fondos” y pidieron que se redoblen esfuerzos para responder a la emergencia humanitaria en el país sudamericano.

Los miembros de la UE respaldaron el llamado del secretario general de la ONU Antonio Guterres para “trabajar en estrecha colaboración con el sistema de la ONU para permitir la provisión de ayuda humanitaria por parte de las Naciones Unidas, el movimiento de la Cruz Roja y por organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales”.

“Los miembros de la UE en el Consejo de Seguridad piden la despolitización de la ayuda humanitaria y un acceso humanitario seguro y sin impedimentos por todo el país”, puntualizaron en el comunicado.

Reiteraron que las sanciones de la UE están dirigidas a individuos de Venezuela que son responsables de violaciones a los derechos humanos y fueron “explícitamente diseñadas para no afectar a la población”.

“Por lo tanto, las sanciones no obstaculizan la ayuda humanitaria o médica en ninguna forma”, señala el comunicado.

Los diplomáticos dijeron que el Consejo de Seguridad no pudo ponerse de acuerdo en un comunicado de prensa debido a que Rusia quería que se incluyera una referencia al impacto negativo de las sanciones.

El embajador adjunto de Alemania ante la ONU, Juergen Schulz, señaló ante el consejo que las “sanciones de la UE impuestas contra Venezuela no aplican a la ayuda humanitaria y actividades humanitarias, incluida la asistencia médica” y “de ninguna manera se interponen en el camino u obstaculizan la lucha global contra el COVID-19”, de acuerdo con el texto de sus comentarios publicado por la Misión de la ONU de Alemania.

La crisis humanitaria en Venezuela ya era “grave” antes del brote de COVID-19, comentó Schulz, señalando a los más de 5 millones de venezolanos que han abandonado el país, a menudo en busca de medicamentos y servicios básicos de salud.

“Incluso las medidas básicas para frenar la propagación de la pandemia, como el lavado de manos y el distanciamiento social, serán muy difíciles de implementar en un país donde apenas el 18% de la población tiene acceso a agua potable, los suministros son costosos, la escasez de combustible está causando más complicaciones para la producción y entrega de alimentos y, sobre todo, la gente del sector informal apenas y puede ganarse la vida”, aseveró Schulz.