Venezuela Internacionales -  30 de abril 2020 - 17:30hs

Venezuela: Alertan sobre profundización crisis por COVID-19

Una coalición de organizaciones humanitarias alertó sobre la profundización de la crisis humanitaria en Venezuela por la pandemia del nuevo coronavirus y reclamó a los gobiernos del continente elevar la presión para lograr una solución a la situación política de esa nación.

Unas 26 organizaciones aseguraron que la situación en Venezuela “ha seguido deteriorándose” tras el brote de COVID-19 que ha dejado hasta ahora 321 contagiados y 10 fallecidos y amenaza con generar estragos en el deteriorado sistema de salud.

Asimismo, la coalición solicitó que se levanten todas las limitaciones que enfrentan muchas organizaciones humanitarias que no han podido continuar su trabajo debido a la escasez de gasolina, las restricciones de movimiento establecidas por la cuarentena y los obstáculos que se han impuesto para registrar y autorizar a organizaciones son gubernamentales para operar en el país.

Ante el aumento de los contagiados en Chile, que en las últimas horas registró 780 nuevos casos, el gobierno restringió el número de pases para circular en las barriadas con cuarentena obligatoria porque “ha habido un abuso” en su uso, dijo la Subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell. Ahora sólo se recibirán siete permisos por semana, frente a los 11 otorgados hasta ahora.

La restricción se conoció el mismo día en que en Chile, con 16.023 casos y 227 fallecidos, el acomodado barrio de Las Condes abrió al público las puertas de un centro comercial un mes y medio después de que se prohibiera el funcionamiento de todas las grandes tiendas en el país.

El ministro de Economía, Lucas Palacio, dijo recientemente que en un futuro aún no determinado volverán a funcionar 160 grandes tiendas, las que deberán acatar un estricto protocolo sanitario.

En un encuentro virtual con el mandatario colombiano, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, señaló que "el gran reto es cómo hacer una apertura gradual de la economía. Esto es como aprender a nadar, se va aprendiendo haciéndolo”.

Moreno agregó que el BID acaba de aprobar un préstamo de 300 millones de dólares para el sector sanitario de Colombia y que en junio habrá otros de 850 millones de dólares “para que se usen sobre todo en la protección de las personas más vulnerables”.

Por otra parte, el mandatario colombiano Iván Duque anunció la llegada de 500.000 reactivos que serán distribuidos en todo el país para aumentar la capacidad de pruebas. Duque señaló la víspera se realizaron 5.068 pruebas en todo el país y “cerca del 5% fue el nivel de positivos”.

Colombia tiene 6.211 afectados, 278 fallecidos y 1.411 recuperados.

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, dijo que en Ecuador se han registrado hasta ahora 900 fallecidos a causa del COVID-19, 24.934 contagiados y 1.806 pacientes ya recibieron el alta hospitalaria.

Ecuador ha realizado un total de 69.054 pruebas de COVID-19.

En Argentina, donde hay 4.070 infectados y 215 fallecidos, la atención está puesta en la mesa de negociación que se abrirá en las próximas horas entre funcionarios penitenciarios y gubernamentales con los presos de una cárcel de la capital que exigen que se agilicen sus excarcelaciones en el marco de la pandemia por el nuevo coronavirus, un reclamo que se ha multiplicado en los penales de todo el país.

El diálogo se estableció tras el violento motín de hace una semana en esa cárcel, cuando un centenar de presos subieron al techo y causaron destrozos en reclamo de mayores medidas de higiene y de arrestos domiciliarios para evitar el contagio del nuevo coronavirus en medio de condiciones de hacinamiento.

Otros penales están pendientes de estas conversaciones en el marco de cientos de excarcelaciones concedidas en las últimas semanas por jueces, luego de que expertos en la materia aconsejaran la salida de prisiones superpobladas de los reos considerados de riesgo por su edad o condiciones de salud, de los menos peligrosos y los detenidos sin motivos jurídicos suficientes.

En medio de la creciente indignación social por las excarcelaciones concedidas, el gobierno negó que haya un plan para facilitarlas con el fin de aliviar el hacinamiento.

Asociaciones de familiares de víctimas convocaron por redes sociales a un cacerolazo en las próximas horas bajo la consigna “No los liberen”.

Desde El Salvador, la Asamblea Legislativa prorrogó por otros 15 días, hasta el 16 de mayo, el estado de emergencia nacional, estado de calamidad pública y desastre natural en todo el territorio. El estado de emergencia limita la circulación de personas, las concentraciones y las reuniones que pongan en riesgo la salud de acuerdo a cordones sanitarios definidos por el ministerio de Salud.

Con esta prórroga se mantiene la orden ejecutiva de cuarentena domiciliar obligatoria, ordenada por un decreto ejecutivo y que también se declara al país como zona epidemiológica, lo que le permite al ministerio de Salud, establecer medidas extraordinarias para evitar la propagación de la enfermedad.

En el país hay 395 casos confirmados y nueve fallecidos.

Poco después, en Panamá, el gobierno anunció un vuelo para traer de vuelta a un grupo de panameños varados en España, incluidos estudiantes que quedaron sin recursos económicos y pedían desde hace semanas que los ayudasen a regresar. El vuelo con capacidad para 250 pasajeros saldrá de Madrid el 10 de mayo. Luego el avión llevará de regreso a viajeros franceses y de otros países europeos varados en Panamá a raíz de las suspensiones de los vuelos internacionales para contener el nuevo coronavirus.

Panamá es el país de Centroamérica que más contagios ha reportado y de muertes por COVID-19 hasta la fecha. Al miércoles los casos alcanzaban 5.673 y 178 defunciones. Las autoridades sanitarias luchaban para bajar el porcentaje de los contagios en medio de una cuarentena indefinida que algunos grupos burlaban para exigir en las calles el bono y la bolsa de comida prometida por el gobierno. El gobierno analiza aflojar la cuarentena para dar lugar algunas actividades comerciales y productivas.

En América Latina hay más de 183.000 contagiados y más de 9.400 muertos.

El coronavirus ha infectado a más de 3,2 millones de personas y causado la muerte a más de 231.000 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

En la mayoría de la gente este virus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas, pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves e incluso la muerte.