Jerusalén Internacionales -  12 de mayo 2020 - 17:42hs

Centenar de ultraortodoxos detenidos en fiesta religiosa prohibida por COVID

Jerusalén, 12 may (EFE).- La Policía israelí detuvo esta noche a más de 100 ultraortodoxos por violar las restricciones por la COVID-19 y enfrentarse a los agentes, en el segundo incidente por la festividad religiosa de Lag Baomer que está haciendo temer al Gobierno un repunte de contagios. ,Los agentes policiales intervinieron cuando decenas de ultrarotodoxos visitaron la tumba del rabino Shimón Bar Yojai, en el Monte Merón de la Alta Galilea, y epicentro de las celebraciones anuales de esta fe

La Policía israelí detuvo esta noche a más de 100 ultraortodoxos por violar las restricciones por la COVID-19 y enfrentarse a los agentes, en el segundo incidente por la festividad religiosa de Lag Baomer que está haciendo temer al Gobierno un repunte de contagios.

Los agentes policiales intervinieron cuando decenas de ultrarotodoxos visitaron la tumba del rabino Shimón Bar Yojai, en el Monte Merón de la Alta Galilea, y epicentro de las celebraciones anuales de esta festividad, prohibida este año por el Ejecutivo para contener la propagación del virus.

Según un comunicado policial, más de 100 personas fueron arrestadas por "atacar a agentes, tirar piedras y resistirse a dispersarse".

La noche del martes, masas de ultraortodoxos también celebraron con hogueras y bailes multitudinarios esta festividad judía en el barrio Mea Sherim de Jerusalén y en Beit Shemesh, incumpliendo las restricciones.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, condenó hoy las concentraciones y, según el digital Ynet, estudia la posibilidad de volver a cerrar áreas ultraortodoxas en las que se registra el mayor número de contagios: alrededor del 70% de los más de 16.500 contagiados en el país.

Aunque Israel ha avanzado rápidamente en la desescalada, mantiene el veto a reuniones de más de 50 personas y exige mantener distanciamiento físico.

Además, había limitado las celebraciones por Lag Baomer, una festividad judía que marca el periodo entre la Pascua y el Shavuot, y que tiene gran seguimiento en Israel tanto entre religiosos como entre laicos.

Durante el periodo de confinamiento por la pandemia, que comenzó en marzo, Israel estableció medidas especiales para estas comunidades, como el cierre completo de barrios y localidades, que ahora vuelve a plantearse por temor a un repunte tras la festividad de hoy.

En otros lugares, como Nueva York, también se han registrado incidentes por la falta de cumplimiento de estas comunidades, que por su parte han denunciado aumento de antisemitismo y estigmatización contra ellas con la excusa de la pandemia.

FUENTE: EFE