Irán Internacionales -  17 de junio 2020 - 08:32hs

Repunte de casos de coronavirus diarios preocupa en Irán

A meses del inicio de la lucha contra el coronavirus en Irán, los médicos y enfermeras del hospital Shohadaye Tajrish de Teherán siguen llevando a diario mascarilla, trajes desechable de protección y doble capa de guantes de látex para tratar de contener una pandemia que no da signos de remitir.

El siseo del flujo de oxígeno que llega a los pacientes con problemas para respirar, los pitidos de los equipos que monitorean los signos vitales y el crujido de los médicos al pasar se ha convertido en una sinfonía diaria en este y otros hospitales de la República Islámica.

Irán reportó sus primeros casos y decesos por coronavirus en el mismo día en febrero — en el primer y mayor brote del virus en Oriente Medio — y recientemente registró su peor dato diario de contagios, seguido pronto de su mayor cifra de decesos diarios en meses.

Los repuntes, que se produjeron tras un importante feriado musulmán el mes pasado, han renovado los temores sobre una posible segunda oleada de contagios en el país. A medida que los negocios reabren sus puertas y la gente comienza a moverse tras semanas con la mayoría de tiendas, oficinas y espacios públicos cerrados, los expertos en salud temen que la creciente complacencia entre los 80 millones de habitantes de la nación pueda permitir que el virus se propague aún más.

El ministro de Salud, Saeed Namaki, dijo que fue consciente de la magnitud del reto cuando tomó un vuelo doméstico. “Mucha gente se ha vuelto descuidada, frustrada por el uso de mascarilla", afirmó. “No respetaron la distancia (social) en los asientos del vuelo y el sistema de ventilación del avión no funcionaba".

Irán registró su mayor número de casos en un día el 5 de junio, con 3.500 infectados. La cifra bajó en los días posteriores, pero se mantuvo en un mínimo de 2.000 diarios, alrededor del doble que en la última semana de abril y la primera de mayo.

El número diario de fallecidos también superó la barrera de los 100 por primera vez desde mediados de abril el domingo, el lunes y el martes de esta semana.

El repunte refleja también un incremento en el número de pruebas de detección realizadas, explicó Ehsan Mostafavi, funcionario del Ministerio de Salud. La República Islámica tiene ahora 130 laboratorios en todo el país que realizan hasta 25.000 test diarios. En total se han realizado 1,3 millones de pruebas, desde las 500.000 de hace apenas un mes.

Aunque el país se está reactivando, algunas restricciones siguen en vigor. El rezo de los viernes sigue cerrado en la mayoría de ciudades, como las escuelas y universidades a excepción de unos pocos cursos. Las autoridades han impuesto normas para mantener a la gente separada en lugares cerrados y ordenó a la gente que lleve mascarillas tanto en esos espacios como en el transporte público.

En esta nota: