AFP

Los equipos de rescate continuaban el martes su "carrera contra el tiempo" en el suroeste de Japón para salvar a los residentes varados por las devastadoras inundaciones y deslizamientos de tierra que dejaron casi 50 muertos, con una docena de personas desaparecidas.