BEIRUT Internacionales - 

Líbano se acerca a China en busca de ayuda

Enfrentando una crisis económica cada vez peor y con pocas posibilidades de conseguir ayuda de Occidente o los países árabes ricos realizar sin reformas substanciales, el gobierno de Líbano está mirando al este, con esperanzas de asegurarse inversiones de China.

Pero la ayuda de Beijing pudiera alienar a Estados Unidos,que ha dicho que un paso dañaría los lazos libaneses-estadounidenses.

Una pequeña nación de 5 millones con una posición estratégica entre Asia y Europa, Líbano ha sido desde hace mucho un escenario donde se desarrollan las rivalidades entre Irán y Arabia Saudí. Ahora se ha vuelto un foco de las tensiones entre China y Occidente.

En meses recientes, la libra libanesa ha perdido 80% de su valor ante el dólar, los precios se han disparado de forma descontrolada y gran parte de la clase media ha quedado en la pobreza. Las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional para un rescate han fracasado y los donantes internacionales se niegan a entregar un paquete de 11.000 millones de dólares prometidos en 2018, pendiente reformas económicas radicales y medidas anticorrupción.

Sin opciones, el gobierno del primer ministro Hassan Diab —respaldado por el grupo armado Hezbollah y sus aliados— busca ayuda de China.

Pero con ello, Diab camina la cuerda floja.

“Nuestro acercamiento a China es muy serio, pero no le estamos dando la espalda a Occidente”, le dijo a The Associated Press un funcionario ministerial, que habló a condición de anonimato por no estar autorizado a discutir el asunto con la prensa. “Pasamos por circunstancias le damos la bienvenida a cualquiera que esté dispuesto a ayudarnos”.

Dijo que China ha ofrecido ayudar a poner fin a décadas de crisis de electricidad en Líbano a través de sus empresas estatales, una oferta que el gobierno está ponderando.

Además, Beijing ha ofrecido construir plantas generadoras, un túnel que pase bajo las montañas para acortar el viaje entre Beirut y el Valle de Bekaa y un ferrocarril a lo largo de la costa, dijeron el funcionario y un economista.

Estados Unidos, que tiene relaciones históricas con Líbano y es un importante respaldo de su ejército, dijo que un paso tal sería a expensas de los lazos de Beirut con Washington.

Los ofrecimientos de China se producen en un momento en el que Hezbollah —respaldado por Irán— y sus aliados tratan de presentar la crisis libanesa, causada por décadas de corrupción y mala administración, como fomentada por Washington. Acusan a Estados Unidos de imponer un “sitio informal” a Líbano, en parte para presionar a Hezbollah, que Estados Unidos y sus aliados consideran una organización terrorista.

FUENTE: AP

En esta nota: