El primer ministro británico, Boris Johnson

AFP

El primer ministro británico, Boris Johnson, indicó que solo recurrirá al reconfinamiento contra la COVID-19 como última opción, y comparó la solución como una medida de "disuasión nuclear" en una entrevista publicada el domingo por el Daily Telegraph.

Johnson, que espera que todo vuelva a la normalidad "hacia Navidad" pese a los temores a una segunda ola del nuevo coronavirus, apuntó que la gestión gubernamental de la crisis sanitaria, que dio lugar a numerosas críticas, había mejorado.

Publicidad

Reino Unido es uno de los países más afectados por la pandemia y ha registrado en su territorio 45.000 fallecidos, el número de decesos más alto en un país de Europa.

La economía se ha visto especialmente afectada y el primer ministro, que empezó a levantar el confinamiento de forma gradual, espera poder evitar volver a implantar la medida a escala nacional.

Publicidad

"No puedo abandonar esa herramienta como no puedo abandonar la disuasión nuclear", declaró al Daily Telegraph en una entrevista realizada al término de su primer año en Downing Street.

"Pero eso es como la disuasión nuclear, por supuesto que no quiero utilizarlo. Y no creo que vayamos a vernos de nuevo en una posición así", afirmó.

Boris Johnson presentó el viernes las próximas etapas de su plan para sacar gradualmente a Inglaterra del confinamiento instaurado el 23 de marzo para combatir la propagación del nuevo coronavirus.

Mientras que los pubs y los restaurantes reabrieron a principios de julio, el dirigente conservador animó a los ingleses a volver a utilizar el transporte público a partir del viernes y a regresar a su lugar de trabajo a partir del 1 de agosto, aunque dejó en manos de los empresarios la tarea de decidir si los trabajadores deben seguir teletrabajando o volver a la oficina.

En cambio, el jefe de los servicios sanitarios ingleses, Chris Whitty, se mostró mucho más prudente y el viernes advirtió ante una comisión parlamentaria que las medidas de distancia de seguridad deberían seguir en vigor "durante un largo periodo".

Asimismo, el consejero científico del gobierno, Patrick Vallance, también se expresó en la misma línea y juzgó "elevado" el riesgo de una segunda ola de contagios.

Publicidad

Publicidad