Deserción laboral complica la realización del censo en EEUU

AP

Las deserciones de trabajadores debido a los temores por el coronavirus están complicando las visitas puerta a puerta del censo 2020 en Estados Unidos. La Oficina del Censo comienza dicha fase la próxima semana.

Algunos de los censistas que ya habían firmado contrato están abandonando el empleo debido al temor de contagiarse en medio de la pandemia de COVID-19. La pérdida de estos trabajadores, conocidos formalmente como enumeradores, ocurre justo cuando la agencia enfrenta plazos más estrechos para llegar a las comunidades más difíciles de contar, como las minorías y los inmigrantes.

Publicidad

Los censistas comenzaron a salir el mes pasado en una fase de prueba. La semana que viene, todo el ejército de 500.000 encuestadores saldrá al campo por primera vez, llamando a las puertas de un tercio de los hogares del país, que aún no han respondido al censo, que se realiza cada 10 años. Portarán mascarillas de tela y estarán equipados con desinfectante de manos y celulares.

El censo ayuda a determinar cómo se distribuyen 1,5 billones de dólares en gastos federales y cuántos escaños en el Congreso obtiene cada estado.

Publicidad

Un ejemplo de esto es Bob Garick, quien estaba muy interesado en ser supervisor de campo durante la fase de visita puerta por puerta del censo, pero a medida que el número de nuevos casos de coronavirus en Florida se disparó el mes pasado, cambió de opinión y decidió no aceptar el trabajo.

“Antes, pensaba que era mi deber cívico hacer mi parte, pero ahora creo que los problemas de salud son demasiado grandes”, dijo Garick, de 54 años, director de una firma de desarrollo de software y que hace por ahora trabajos temporales.

Los funcionarios de la Oficina del Censo reconocen que muchos de los enumeradores que recibieron capacitación desertaron después y no presentaron a trabajar.

“Vemos personas que dudan un poco” debido al coronavirus, dijo Deborah Stempowski, subdirectora de la Oficina del Censo para programas decenales, al hablar la semana pasada durante una conferencia de usuarios de datos.

Publicidad

Publicidad