India está a punto de alcanzar los tres millones de casos de coronavirus y ya cuenta más de 56.000 muertos

AFP

Las autoridades indias decidieron imponen restricciones severas para reducir los riesgos de contaminación de coronavirus durante la fiesta de Ganesh, una de las celebraciones religiosas más importantes del año en India y que arrancó el sábado.

La fiesta dura diez días, durante los cuales inmensos cortejos de fieles asisten a la inmersión en el mar de Arabia de grandes efigies del dios hindú Ganesh, mitad hombre mitad elefante.

Publicidad

India está a punto de alcanzar los tres millones de casos de coronavirus y ya cuenta más de 56.000 muertos, y la mayoría de ciudades indias han tomado medidas para reducir los riesgos de contagio, en particular exigiendo que la talla de las efigies que portan los fieles sea más pequeña.

Esos ídolos, que pueden llegar a medir hasta 10 metros de altura, deben ser transportados por decenas de personas. Para impedir la promiscuidad, las autoridades pidieron que no sobrepasen 1,10 metros.

Publicidad

Las autoridades de Nueva Delhi decidieron directamente que ninguna efigie de Ganesh sea mostrada en público, mientras que Bombay, muy afectada por la epidemia, restringió el acceso al mar, donde tiene lugar la inmersión de los ídolos, una fiesta que congrega usualmente a decenas de miles de personas en las playas.

Las autoridades de Bombay llegaron a ordenar la construcción de centenares de estanques artificiales en toda la ciudad, para que la gente no se acumule en las playas.

Las autoridades piden también a los fieles que celebren el culto a los dioses en su casa, con efigies que no sobrepasen los 33 centímetros.

Además, se han prohibido las ofrendas en los lugares públicos, y los organizadores tienen orden de desinfectar los lugares varias veces al día.

Publicidad

Publicidad