AFP

Los italianos desafiaron tímidamente el domingo el avance del coronavirus para votar en referéndum y elecciones regionales, particularmente importantes en Toscana, bastión de la izquierda desde hace medio siglo del que espera apoderarse la extrema derecha.