El país está en una "etapa crítica" y "podría no tener disponibilidad de camas en unidades de cuidados intensivos a inicios de 9 de octubre próximo"

EFE

Costa Rica sumó este martes 1.087 nuevos casos positivos de la COVID-19 y 15 fallecidos en un día, debido a este aumento constante durante el mes de septiembre las autoridades prevén una saturación de las unidades de cuidados intensivos a inicios de octubre.

El presidente de la Comisión Nacional de Emergencias, Alexander Solís, afirmó en conferencia de prensa que el país está en una "etapa crítica" y "podría no tener disponibilidad de camas en unidades de cuidados intensivos entre el 5 y el 9 de octubre próximo".

Publicidad

"Esto no tiene que ver con generar miedo, sino con una realidad operativa. Esto lo podemos resolver con nuestra conducta, somos nosotros los que tenemos que cuidarnos (...) El escenario de batalla no son las salas de hospital, sino ser responsables y colaborar para la seguridad de la vida", destacó Solís.

Datos oficiales revelan que este martes hay 637 pacientes hospitalizados de manera simultánea, de ellos 260 se encuentran en unidades de cuidados intensivos con un rango de edad de 1 a los 91 años. Lo que significa una capacidad del 77 % del sistema de salud.

Publicidad

El jerarca indicó que la apertura controlada que aplica el país actualmente, "no significa que no haya riesgo", sino que el Gobierno busca incentivar la economía, pero las personas deben ser responsables y cuidarse.

"Con este modelo de gestión compartida esperamos controlar los casos, garantizar que el sistema de salud pueda recibir a las personas y ojalá mantener una tasa de letalidad y mortalidad bajas", dijo Solís.

ACTUALIZACIÓN DE DATOS

La directora general de Salud, Priscilla Herrera, manifestó en unas declaraciones distribuidas a los medios que en las últimas 24 horas el país contabilizó 1.087 casos positivos para alcanzar una totalidad de los 66.689 casos confirmados.

Según el reporte epidemiológico, se han recuperado 25.706 personas y se registran 15 personas fallecidas, con edades entre 58 a los 93 años, para un total 760 decesos relacionados con COVID-19 desde el 6 de marzo cuando el Gobierno reveló el primer caso.

Desde inicios del mes de septiembre Costa Rica mantiene un incremento de casos positivos con un promedio de 1.000 diarios, así como un aumento paulatino de las hospitalizaciones en salón y en cuidados intensivos, lo que ha hecho que el Gobierno advierta a la población del riesgo de una saturación del sistema de salud.

Durante este mes, el país aplica el modelo "Costa Rica trabaja y se cuida", que impulsa una apertura controlada y bajo estrictos protocolos de la mayoría de actividades comerciales pero con responsabilidad de la población.

Publicidad

Publicidad