Rafael Correa

EFE

La Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador ha ordenado que se solicite a Interpol el arresto del expresidente Rafael Correa en relación a una condena por cohecho en un caso de corrupción que salpicó su gestión entre 2012 y 2016.

"Se dispone que se proceda con la Notificación Roja de Interpol", reza un documento de la Corte emitido el martes y conocido este miércoles, que pide la intervención de los organismos pertinentes del Estado para realizar la ejecución del proceso.

Publicidad

El "Caso Sobornos" por el que fue condenado el exmandatario a ocho años de prisión e inhabilitación política, versa sobre una red de corrupción mediante la cual se recibieron aportes indebidos en el palacio presidencial para la financiación irregular del movimiento oficialista Alianza País, a cambio de la adjudicación de millonarios contratos del Estado a empresas.

En ese mismo caso de corrupción fueron condenados una veintena de personas entre exaltos funcionarios y empresarios.

Publicidad

Correa reside en Bélgica desde mediados de 2017, y no ha regresado al país desde inicios de 2018, cuando comenzaron a abrirse procesos de investigación contra él y, en dos de ellos, se emitieron órdenes de arresto preventiva.

Se desconoce el paradero de Correa y catorce condenados, que no se presentaron al cumplimiento de sus condenas emitidas en firme el mes pasado, lo que tendrían que haber hecho, según el documento judicial, "desde la fecha en que se dispusiera la localización y captura (habiéndose emitido para ello las boletas correspondientes)".

Aclara la CNJ que "algunos sentenciados incluso es de conocimiento público que no estarían en el país" y menciona explícitamente los nombres de Correa y esos catorce sentenciados, contra los que se pide la asistencia de Interpol.

"Para dicho efecto, por secretaría se remitirá de manera inmediata el respectivo oficio al señor coronel de Policía de Estado, Mayor Hernán Patricio Uzcátegui Saltos, jefe de la Unidad Nacional de Interpol, acompañado de la documentación certificada pertinente", agrega el documento judicial.

SEGUNDA SOLICITUD A INTERPOL

Correa había sido requerido en 2018 por la Justicia ecuatoriana en otro caso, el del secuestro del opositor Fernando Balda.

En aquella ocasión Interpol rechazó la solicitud de arresto con fines de extradición desde Bélgica al considerar que "la retención de los datos no era compatible con su obligación de asegurar la efectiva cooperación entre autoridades policiales dentro del marco de respeto a la Declaración Universal de Derechos Humanos".

Sin embargo, en relación al proceso del plagio del activista político, el exjefe de la inteligencia ecuatoriana Pablo Romero sí fue aprehendido por las autoridades españolas tras ser ubicado por Interpol, y extraditado este año a Ecuador, donde en agosto pasado fue condenado a nueve años de cárcel por el delito de secuestro.

En una entrevista con Efe el pasado mes el procurador general del Estado ecuatoriano, Íñigo Salvador, recordó que en esta ocasión se trata de una sentencia ejecutoriada por un tribunal de justicia.

Los trámites para la solicitud a Interpol, aclaró, deben realizarse "de Gobierno a Gobierno, por intermedio del Ministerio de Relaciones Exteriores", que solicita a la Justicia belga la extradición del ciudadano ecuatoriano en ese país.

El expresidente, precisó Salvador, tiene derecho a hacerse oír ante la Justicia belga, que será la instancia que deba resolver si lo extradita.

La gestión de petición de la orden de difusión roja a Interpol corre a cargo del Ministerio de Gobierno, que deberá cursar directamente a la organización policial internacional.

Fuentes del organismo con sede en la ciudad francesa de Lyon recordaron este miércoles a Efe que Interpol "no tiene capacidad de arresto, que es algo que depende de los Estados miembros".

Cada solicitud de arresto internacional presentada por un Estado miembro es comprobada por un grupo de expertos especializados para garantizar que cumple con esos parámetros.

Si la solicitud se aprueba, se emite la llamada "notificación roja" por el que los demás Estados pueden decidir, o no, llevar a cabo esa detención en caso de que la persona buscada se encuentre en su territorio.

CORREA ACUSA AL JUEZ DE CORRUPTO

Rafael Correa calificó en Twitter la decisión del juez de la CNJ, de "un nuevo ridículo para el Ecuador".

"Por supuesto, habrá que gastar nuevamente en abogados, limitaciones de viajes, etc. Así buscan quebrarnos", aseveró.

El expresidente se había postulado como candidato a la Vicepresidencia para los comicios de febrero de 2021 en Ecuador, candidatura que no pudo completar por la sentencia de casación que ratificó su inhabilitación política, que según su círculo, se dictaminó de forma inusualmente acelerada con el objeto de impedirle regresar a la política en Ecuador.

En su trino, Correa acusó al juez que dictó la orden para el trámite a Interpol, Iván León, de ser un "corrupto completo"

Publicidad

Publicidad