El bloguero, de 30 años, negó durante los interrogatorios su culpa en la muerte de Valentina Grigórieva.

EFE

Un tribunal moscovita dictaminó este viernes prisión preventiva para el bloguero moscovita que transmitió en directo la muerte de su novia, un caso que ha generado gran consternación en la sociedad rusa.

"El tribunal ha arrestado a Stas Reshétnikov tras satisfacer la respectiva solicitud de la fiscalía", indicaron en el juzgado del distrito Ramenski.

Publicidad

El hombre fue acusado de causar graves daños a la salud de su pareja con resultado de muerte.

Reshétnikov, conocido en redes sociales como "Reeflay", grabó en directo en su canal de YouTube la muerte de su pareja sentimental, a la que había echado previamente semidesnuda al balcón y dejado durante horas en el frío.

Publicidad

El bloguero, de 30 años, negó durante los interrogatorios su culpa en la muerte de Valentina Grigórieva, de 27 años.

En las imágenes que circulan en internet se puede ver cómo el youtuber arrastra del brazo al interior de su apartamento a Grigórieva, vestida solo con ropa interior y en estado inconsciente.

El bloguero llamó a la ambulancia y a la policía, pero seguía grabando todo incluso cuando habían llegado los médicos que ya solo pudieron constatar la muerte de la joven.

Según los medios rusos, en la noche del 1 al 2 de diciembre la pareja tuvo una discusión.

Según el bloguero, citado por el canal Baza, su novia tenía problemas de "digestión" y él la echó de casa "para que no apestara".

De acuerdo con la misma fuente, Reshétnikov, que al parecer había consumido drogas, tampoco abrió la puerta del balcón para dejarla entrar cuando ella pedía auxilio y decía que tiene mucho frío.

Grigórieva a menudo salía en los vídeos del bloguero, quien la humillaba durante los directos, cumpliendo las solicitudes de sus seguidores, a cambio de unas donaciones.

El diario Gazeta.ru indica que en uno de los vídeos el hombre roció la cara de la mujer con gas pimienta y que en otros la pegó y la humilló verbalmente. EFE

Publicidad

Publicidad