París Internacionales -  2 de marzo 2021 - 08:34hs

Emisiones asociadas a energía suben de nuevo pese a pandemia

Las emisiones por la generación y el empleo de crudo, gas y carbón subieron un 2% en diciembre de 2020 respecto al año anterior, según las cifras publicadas el martes por la Agencia Internacional de la Energía.

La agencia intergubernamental, con sede en París, señaló que el repunte de la actividad económica, acompañado de una falta de medidas de energía limpia, implicaron que muchos países tenían más emisiones ahora que antes del brote de coronavirus.

“El repunte en las emisiones globales de dióxido de carbono hacia el final del año pasado es una sombría advertencia de que no se está haciendo suficiente por acelerar las transiciones de energía limpia en todo el mundo”, dijo el director ejecutivo de la agencia, Fatih Birol. “Si los gobiernos no actúan rápido con las políticas energéticas adecuadas, esto podría poner en peligro la oportunidad histórica del mundo de hacer de 2019 el pico definitivo en emisiones globales”.

Los científicos han estimado que las emisiones de CO2 cayeron un 7% durante el año 2020, ya que mucha gente se quedó en casa debido a la pandemia.

“Nuestras cifras muestran que estamos volviendo a la normalidad", dijo Birol. “Estos últimos datos son un claro recordatorio del inmenso desafío que afrontamos para transformar el sistema de energía global”.

El dióxido de carbono es el principal gas de efecto invernadero responsable del cambio climático.

Para cumplir el objetivo marcado en el acuerdo de París y mantener el aumento de la temperatura media en 2 grado Celsius como mucho -idealmente, no más de 1,5 grados Celsius- en comparación con la era preindustrial, los científicos afirman que las emisiones provocadas por el ser humano de CO2 y otros gases de efecto invernadero deberían reducirse casi a cero para mediados de siglo.

Según las cifras de la AIE, China fue la única gran economía cuyas emisiones subieron en 2020, mientras que en Estados Unidos cayeron un 10% respecto a 2019. Para diciembre, las emisiones energéticas de Estados Unidos estaban cerca de los niveles registrados en el mismo mes de 2019, indicó la agencia, que atribuyó el repunte a la recuperación económica, así como a un mayor empleo del carbón debido a los altos precios del gas y a un tiempo más frío.