México Internacionales -  31 de marzo 2021 - 16:05hs

López Obrador rechaza que EEUU opine sobre derechos humanos en México

El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó este miércoles un informe de Estados Unidos que denuncia violaciones de derechos humanos en México por parte de funcionarios, aduciendo que su gobierno no se inmiscuye en asuntos de otros países.

"Nosotros no nos metemos a opinar sobre violaciones a derechos humanos en Estados Unidos. Somos respetuosos, no podemos opinar, ¿y ellos por qué, el gobierno de Estados Unidos, opinan sobre temas que solo competen a los mexicanos?", cuestionó López Obrador en su conferencia matutina.

El martes, el Departamento de Estado emitió un informe en el que señala que funcionarios y entidades del gobierno mexicano se han visto involucrados en violaciones de las garantías fundamentales, la mayoría de las veces sin ser sancionados.

El informe destaca incluso que funcionarios han sido partícipes de acciones cometidas por grupos criminales, ya sea actuando directamente o favoreciendo que estos delitos queden impunes.

López Obrador no abundó en los detalles del reporte y resaltó en general su buena relación con el presidente estadounidense, Joe Biden.

Sin embargo, se refirió específicamente a los señalamientos del Departamento de Estado sobre Sanjuana Martínez, directora de la agencia oficial de noticias Notimex.

"Se lanzan en contra de Sanjuana (...), es una mujer que tiene todo nuestro respeto", afirmó el mandatario izquierdista.

Martínez es señalada en el documento de orquestar ataques contra periodistas críticos del gobierno y de su gestión en Notimex.

Los trabajadores afiliados al sindicato de la agencia están en huelga desde hace más de un año tras denunciar violaciones al contrato colectivo y despidos injustificados.

La autoridad laboral, a través de la junta federal de conciliación y arbitraje, declaró legal la suspensión de actividades, pero los directivos han presentado recursos contra esa decisión.

México sufre una espiral de violencia ligada al crimen organizado. Desde diciembre de 2006, cuando el gobierno lanzó un polémico operativo antidrogas, el país registra más de 300.000 asesinatos, según cifras oficiales.