China Internacionales -  4 de enero 2022 - 17:05hs

Residentes chinos se quejan de la dureza del confinamiento

El confinamiento decretado el 23 de diciembre en la ciudad de Xi'an es uno de los más severos del país desde el cierre impuesto en 2020 en Wuhan

Los habitantes de la ciudad china de Xi’an siguen sometidos a un estricto confinamiento por el coronavirus, en el que los empresarios sufren nuevos cierres de negocios y algunas personas se quejan de las dificultades para encontrar alimentos, a pesar de que las autoridades aseguran que son capaces de satisfacer las necesidades de los 13 millones de personas aisladas en sus hogares.

Las medidas estrictas para frenar los brotes son habituales en China, que sigue manteniendo una política de erradicación de todos los casos de COVID-19, incluso aunque muchos otros países han optado por intentar convivir con el virus.

Sin embargo, el cierre decretado el 23 de diciembre en la ciudad de Xi’an es uno de los más severos del país desde el cierre impuesto en 2020 en Wuhan y sus alrededores después de que fue detectado el nuevo coronavirus en esa localidad.

El martes, las autoridades anunciaron que otra ciudad, Yuzhou, en la provincia de Henan, fue puesta en aislamiento durante el fin de semana tras el descubrimiento de tres casos asintomáticos.

A lo largo de la pandemia, los chinos han acatado en gran medida las estrictas disposiciones sanitarias, pero también han surgido quejas por la dureza de las políticas, a pesar del riesgo de las represalias de las autoridades comunistas.

Pero el cierre de Xi’an se produce en un momento muy delicado, ya que China se prepara para celebrar los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing, que se inauguran el 4 de febrero, por lo que está sometida a una intensa presión para contener este brote.

“No puedo salir del edificio, y cada vez es más difícil comprar comida por internet”, relató un residente de Xi’an, que publicó el mensaje en la plataforma de redes sociales Weibo con el nombre de Mu Qingyuani Sayno. La publicación provenía de una cuenta verificada, pero la persona no respondió a una solicitud de comentarios adicionales.

Zhang Canyou, un experto del equipo de prevención y control de epidemias del Consejo de Estado, admitió que “puede haber presión en el abastecimiento de las comunidades”.

Pero la agencia oficial de noticias Xinhua también citó sus palabras: “El gobierno hará todo lo posible para coordinar los recursos con el fin de proporcionar a la gente las necesidades diarias y los servicios médicos”.

En un principio, este bloqueo en Xi’an permitía salir de casa cada dos días para comprar productos básicos, pero se ha hecho más estricto, aunque las normas varían según la gravedad del brote en cada distrito. En algunos casos, las personas no pueden salir de casa y tienen que pedir que les entreguen los productos a domicilio. Los habitantes sólo pueden salir de la ciudad con un permiso especial.

FUENTE: Associated Press

En esta nota: