EEUU Internacionales -  12 de mayo 2021 - 14:02hs

Secta hindú acusada de usar "trabajo forzado" para construir un templo en EEUU

La secta BAPS, que cuenta con una decena de templos, es acusada de explotar a unas 200 personas para la construcción de templos.

Reclutados en India para trabajar en el mayor templo hindú de la región de Nueva York, laboraron 11 horas por día, siete días a la semana, por 1.20 dólares la hora. Ahora seis de ellos demandan a una prominente secta hindú por "trabajo forzado".

La demanda contra la secta BAPS, que cuenta con una decena de templos y es acusada de explotar a unas 200 personas, fue presentada el martes ante un tribunal federal de Nueva Jersey (este).

Este estado alberga la mayor comunidad hindú en Estados Unidos, así como el templo de Robbinsville, el mayor del país, inaugurado en 2014 y donde trabajaron los demandantes desde 2018.

Los exempleados, todos miembros de la comunidad dalit -los intocables, en lo más bajo del sistema de castas en India-, afirman haber sido víctimas de "chocantes violaciones del derecho laboral (estadounidense) más básico" desde 2018 hasta recientemente.

De regreso en Rajastán, los seis demandantes dicen haber recibido 450 dólares por mes por jornadas diarias de trabajo de 06H30 a 19H30, con apenas una hora de pausa, durante varios meses seguidos. La mayoría no tuvo días de descanso.

Aseguran que su pasaporte les fue confiscado al llegar a Nueva York, y que se les obligó a vivir en un lugar cerrado. Solo podían salir acompañados de guardias de BAPS, y tenían prohibido hablar con personas del exterior bajo amenaza de una reducción de salario.

Uno de los empleados murió mientras era "sometido a trabajo forzado", según la demanda.

La demanda, una acción colectiva que podría reunir a unas 200 personas empleadas en las mismas condiciones, acusa a BAPS de haberlos presentado de manera fraudulenta como "voluntarios" para obtener visas estadounidenses de tipo religioso R-1.

Pero los hombres aseguran que no eran voluntarios, y la mayoría ni siquiera está afiliada a la secta, cercana al partido nacionalista hindú en el poder en India.

Reclaman que se les pague los salarios no percibidos y daños y perjuicios por un monto no precisado.

Ningún portavoz de BAPS pudo ser contactado de manera inmediata el miércoles para comentar la demanda.

En esta nota: