Bruselas Internacionales -  11 de mayo 2022 - 11:04hs

UE presenta plan para combatir la pornografía infantil

Las denuncias de abuso sexual infantil en línea en el bloque de 27 países se multiplicaron de 23,000 en 2010 a más de 1 millón en 2020.

El brazo ejecutivo de la Unión Europea dio a conocer el miércoles un plan para exigir a las plataformas en internet que detecten e informen sobre el intercambio de imágenes de abusos sexuales a menores en la red, lo que rápidamente desató la preocupación por la privacidad.

El reglamento, que debe ser refrendado por los países miembros y el Parlamento Europeo, obligaría a las empresas que operan en la UE a detectar, denunciar y retirar el material.

La detección voluntaria es actualmente la norma y la Comisión Europa cree que el sistema no protege adecuadamente a los niños, ya que muchas empresas no hacen el trabajo de identificación.

Las denuncias de abuso sexual infantil en línea en el bloque de 27 países se multiplicaron de 23,000 en 2010 a más de 1 millón en 2020. La agencia policial internacional Interpol también ha informado de un aumento de la distribución en línea de imágenes sexualmente explícitas de niños durante la pandemia de COVID-19.

Se ha observado un aumento similar a nivel mundial, ya que las denuncias de abusos a menores en internet han pasado de 1 millón a casi 22 millones durante el periodo 2014-2020 y se han identificado más de 65 millones de imágenes y vídeos de niños víctimas de abusos sexuales.

“No sólo está aumentando el número de denuncias, sino que éstas se refieren hoy a niños más pequeños”, dijo Ylva Johansson, comisaria de Asuntos de Interior de la UE.

“Estas denuncias son fundamentales para iniciar las investigaciones y rescatar a los niños de los abusos en curso en tiempo real”, añadió. “La detección, la denuncia y la eliminación de los abusos sexuales a menores en línea también es una necesidad urgente para evitar que se compartan imágenes y vídeos de abusos sexuales a menores, lo que vuelve a traumatizar a las víctimas a menudo años después de que hayan terminado los abusos sexuales.”

En la práctica, los proveedores tendrán que evaluar el riesgo de que sus servicios se utilicen indebidamente para difundir material de pornografía infantil o para la captación de menores, y deberán proponer medidas de mitigación del riesgo. Si las autoridades competentes de los países de la UE consideran que hay riesgo de abuso tras revisar la evaluación de riesgos, podrán pedir a un tribunal que emita una orden de detección.

La Comisión Europea insiste en que la nueva norma ofrecerá sólidas salvaguardas para el respeto de la intimidad y los datos personales, aunque los críticos han dicho que la propuesta podría permitir a las empresas espiar a los usuarios.

FUENTE: Associated Press