Por primera vez dos panameños participarán de manera oficial en una misión naval hacia la Antártida, llevando con ellos la bandera de Panamá,  tras ser invitados por la Armada de Guerra del Perú.