EFE

La penúltima jornada de la Alta Costura en París contó con la puesta en escena de los nuevos talentos, que luchan por sobrevivir en esta industria, que tienen mucho arte, y que prometen tomar por testigo a las grandes casas de moda.