La Bogotá Fashion Week busca recuperar los empleos perdidos por la pandemia

EFE

La cuarta edición del Bogotá Fashion Week (BFW), que comienza el próximo 1 de octubre y será por primera vez virtual, se centrará en ayudar a la capital colombiana a recuperar los empleos que perdió ese sector como consecuencia de la pandemia del coronavirus, aseguraron este jueves los organizadores.

"Hemos tenido momentos difíciles y la pandemia le ha pasado factura a las más de 36.000 empresas del sector que había en 2019", dijo en una rueda de prensa virtual el presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), Nicolás Uribe Rueda.

Publicidad

Según Uribe, hasta el pasado 31 de agosto de esa cifra seguían activas solo "25.581 compañías", con la consecuente pérdida de puestos de trabajo, cuya cantidad no especificó.

Sin embargo, entre enero y agosto se crearon 3.069 nuevas empresas de moda a pesar de la COVID-19.

Por ello, al explicar que Bogotá no sólo concentra el 35 % del mercado en Colombia sino que es la principal ciudad del país en producción, comercialización y consumo, el BFW quiere "fortalecer a los diseñadores y sus marcas mediante el concepto de inclusión, diversidad y sostenibilidad, y basándose en recuperar las ventas en el mercado internacional", dijo Uribe.

Para lograr ese propósito, los organizadores han invitado a la edición virtual del evento, que será del 1 al 3 de octubre, a 180 compradores internacionales y también capacitaron a los 130 diseñadores locales para que optimicen las posibilidades de responder a las necesidades del mercado.

Lo anterior será un punto más a favor de la moda bogotana ya que "los compradores han manifestado su interés en productos que tengan un factor innovador, procesos de sostenibilidad y un trabajo artesanal", comentó al respecto la consultora del BFW Lorena Cuevas.

MODA A PESAR DE LA PANDEMIA

De las cerca de 36.000 empresas de moda que había registradas en la CCB el año pasado, 27.000 eran de prendas de vestir; 6.500 de cuero, calzado y marroquinería, y 1.631 de joyería y bisutería.

Hasta antes de la pandemia la industria generaba más de 324.000 empleos directos en la capital del país y sus exportaciones estaban valoradas en más de 2.500 millones de dólares.

Por eso la gerente de Plataformas de la CCB, María Paz Gaviria, explicó que "este Bogotá Fashion Week pretende beneficiar a toda la cadena del sistema moda del país a partir de una apuesta por el diseño local al invitar a 130 diseñadores y marcas emprendedoras de nueve ciudades".

Además, los organizadores se aliaron con Joor, la plataforma más prestigiosa del mundo de venta de moda al por mayor, que por primera vez se une a una iniciativa en América Latina.

PASARELAS PARA TODOS LOS GUSTOS

El 30 de septiembre se realizará la inauguración del BFW y desde el 1 de octubre se podrán apreciar virtualmente doce presentaciones, la puesta en escena de seis invitados internacionales y 15 encuentros con expertos.

Entre los representantes de talla internacional figuran Iamisigo (Nigeria), cuyas colecciones son elaboradas a mano por comunidades nativas; Anrealage (Japón), con prendas altamente sostenibles y contemporáneas, y Salvage Public (Hawái, EE.UU.), que crea piezas que reflejan la forma de vivir en ese archipiélago.

También estarán Agua Bendita (Colombia), reconocida en el segmento de ropa de playa; Escudo (Perú), que se destaca por el uso de fibras naturales y la aplicación de técnicas ancestrales, y Efraín Mogollón (Venezuela), representante del "hecho a mano", el lujo sostenible y el trabajo artesanal en el vecino país.

Otros colombianos que darán a conocer su propuesta serán Diego Guarnizo, Hernán Zájar, Isabel Henao, Jorge Duque, Beatriz Camacho, Amelia Toro, Pepa Pombo, Bettina Spitz, Faride Ramos, Pink Filosofy, Renata Lozano, Lina Cantillo, Ricardo Pava, Cubel, Bastardo, Olga Piedrahíta y María Luisa Ortiz, entre otros.

Precisamente, Diego Guarnizo comentó que presentará su primera línea de novias, a la cual ha denominado "Origen", y con la que resaltará "la historia de Bogotá traducida a partir de las manos de los artesanos colombianos".

El diseñador afirmó que "aunque la pandemia golpeó duro la conciencia" de quienes hacen parte de la moda en el país, "el BFW les ha hecho ver la industria con otros ojos".

De este modo, el presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá puntualizó que los encargados del BFW están seguros de que si juntan "esfuerzos" rápidamente podrán "retomar los índices del año pasado y volver a generar desarrollo para garantizar la recuperación de los empleos" porque "los diseñadores tienen la capacidad de hacer que Colombia brille".

Publicidad