Cher

Showbiz

La cantante Cher pertenece a la antigua escuela de divas de la música que no se molestan en tratar de ponerle las cosas fáciles a los promotores de sus conciertos. De cara a las fechas que tiene fijadas en Reino Unido como parte de su actual gira "Here We Go Again", la estrella ha hecho llegar a los recintos donde actuará una larga lista de requisitos que especifica que deberá contar con al menos una habitación solo para almacenar su vestuario y accesorios, incluidas su amplia colección de pelucas.

La oscarizada intérprete también ha solicitado que el agua que se le sirva esté exactamente a 23 grados y medio, según ha descubierto el periódico The Sun, y el aire acondicionado tendrá que mantenerse al mínimo para evitar que irrite su garganta y perjudique su actuación.Además, los encargados de catering necesitarán asegurarse de que haya suficientes bolsas de patatas fritas sabor 'sweet chilli', tabletas de chocolate, latas de Red Bull y Coca-cola sin azúcar y botellas heladas de Moët & Chandon.

Publicidad

El ambiente entre bambalinas tampoco se librará de una buena inspección antes de la llegada de Cher, que necesita asegurarse de que reina un ambiente relajado y tranquilo a su alrededor que no perjudique su concentración antes de presentarse ante sus fans.

Publicidad