Kelly Clarkson

SHOWBIZ

La cantante Kelly Clarkson, quien atraviesa un peliagudo proceso de divorcio junto a su exmarido Brandon Blackstock, ha recibido ahora una demanda procedente de Starstruck Management, la firma de representantes con la que ha venido trabajando a lo largo de casi toda su carrera profesional y con la que quizás siga vinculada todavía a nivel contractual.

Según la revista Variety, la mencionada compañía reclama a la intérprete el pago de una serie de comisiones que, aunque no se encontraban previstas en el contrato como tal, habrían sido acordadas verbalmente entre las partes. Tales cantidades estarían ligadas a proyectos como 'The Kelly Clarkson Show', el programa que presenta actualmente, y al anterior paso de la artista por el concurso 'La Voz'.

Publicidad

De los documentos legales presentados por los demandantes se desprende que la vocalista abonó 1.9 millones de dólares a sus agentes a principios de este año, ignorando al parecer el millón y medio de dólares que ellos le exigen ahora por medio de los juzgados. Asimismo, la empresa solicita el pago de intereses y, de cara a finales de 2020, unos 5.4 millones de dólares en total ligados a los beneficios que ella generará con su programa y sus trabajos musicales.

Kelly Clarkson y Starstruck Management llevaban asociados desde el año 2007 y, como ha admitido la firma, los términos del acuerdo que ellos invocan ahora no llegaron a estar registrados formalmente, sino que fueron producto de un entendimiento verbal y, en cualquier caso, vinculante desde su punto de vista. Curiosamente, la compañía que ahora lleva a la cantante a los tribunales está dirigida por Narvel Blackstock, padre de su todavía esposo.

Publicidad