Denise Lara

La noticia de la detención de más de 600 indocumentados durante una redada en Estados Unidos, entre esos 43 panameños, cayó como balde de agua fría para algunas familias panameñas, cuyos parientes intentaro probar suerte en ese país.

Según la Embajada de Estados Unidos, el proceso migratorio de estos detenidos por permanecer irregularmente en suelo estadounidense, podría demorar hasta un año.

Publicidad

Héctor Montero Palacios contactó a dos familias. Conozca sus historias.

Publicidad