Aparentemente, el bebé había quedado solo en una de las habitaciones, momento que fue aprovechado por el animal para morder sus genitales. La madre del bebé, quien supuestamente se encontraba en estado de embriaguez, fue detenida para investigación por la policía de menores.