Cumpliendo un decreto alcaldicio, cerca de las 4:00 a.m., unidades de la Policía Nacional procedieron al cierre de una cantina en el distrito de Changuinola, en la provincia de Bocas del Toro. Sin embargo, la acción provocó que los ánimos se caldearan entre los indígenas que se encontraban dentro del local.