Denise Lara

A juicio del abogado Julio Berrío, la Cancillería panameña no tiene un rumbo definido, asegurando que las últimas expresiones del mandatario Ricardo Martinelli, ha estado "jugando con una vela a Dios y otra al Diablo".

Berrío hizo referencia a la reciente participación de Martinelli en el Foro Económico Mundial en Davos (Suiza), y por otro lado en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, donde incluso pidió la creación de una bandera que represente a las comunidades latinoamericanas.

Publicidad

Según Berrío, la política diplomática de Panamá debe ser latinoamericana, nacionalista y neutralista.

Publicidad